foto nº 16I Salida de los aviadores

Los aviadores de la República Española entraron en el campo de Gurs en abril-mayo de 1939.

Cuando estalló la II GM el 2 de septiembre de 1939 y que los franceses en edad de ser movilizados marchan al frente, los internados de Gurs son organizados en “Compagnies de Travailleurs Etrangers” (C.T.E.). Compañías de Trabajadores Extranjeros, de disciplina militar y muy poco sueldo.

Quedan entonces puestos de trabajo, en bosques, pantanos, fábricas, etc. 

Muchos se alistan en el ejército francés, pensando ayudar a Francia a ganar la guerra y luego recibir su apoyo para restablecer la república en España.

Al ser vencida Francia en junio de 1940, los de las C.T.E. se desparraman. Algunos vuelven a ser presos de Vichy, de los Alemanes, y regresan a Gurs, y otra vez en los C.T.E. Ahora guardados por Vichy. Ciertos encuentran trabajo en los alrededores del campo, en las fábricas de Oloron-Ste-Marie, de Arudy o Tarbes, etc.

Los del ejército francés caen muy a menudo prisioneros de la Wermacht. Y para ellos será Mauthausen.

Muchos de esos trayectos acaban pronto también en guerrilleros, con la resistencia francesa. La primer resistencia en el departamento de los Bajos-Pirineos, ahora Pirineos-Atlánticos, fue obra de republicanos españoles. Muchos de ellos ex-internados de Gurs.

Los aviadores siguen todos esos rumbos, tan diversos.

II Final del campo de Gurs

        Esta región del Béarn fue liberada a fines de agosto de 1944. Ya casi no había internados en Gurs. Los milicianos españoles habían salido desde tiempo. Los “indeseables”, mujeres francesas o refugiadas de toda nacionalidad, comunistas, socialistas, familias españolas, políticos vascos, encarcelados o mandados a otros campos : Noé, Rivesaltes, etc. Los judíos, deportados directa o indirectamente. 

Entre los pocos internados todavía presentes, unos 160 gitanos, llegados en primavera. Se marcharon, emprendiendo su eterna ruta.

Fin de agosto de 1944 pues, mi padre, Nemesio Vallés Insa y su amigo Mendoza salen los últimos y bajan la barrera del campo. “- Ya no había nadie detrás de nosotros”, me dijo mi padre. El, empleado del correo francés en el campo y Mendoza electricista, formaban parte de la C.T.E. de Gurs formada en 1939 para el mantenimiento técnico del campo.

    Pero, al poco tiempo volvieron internados:

– Soldados alemanes hechos prisioneros en el fuerte del Portalet de Urdos, valle de Aspe, cuando una columna militar de Pau y Oloron-Ste-Marie intentó pasar a España por el Somport. Los retuvieron guerrilleros españoles y resistentes franceses ( F.F.I : Forces Françaises de l’Intérieur ).

– Sobrevivientes guerrilleros vencidos en la operación “Reconquista de España”, más conocida por “Operación del Valle de Arán”. Además del valle de Arán, entraron también en el otoño 1944, de Oloron hasta Hendaya. Esperaron ayuda de los aliados, que no vino. Segunda traición después de la “No-Intervención”.

   Pero, en el campo de Gurs se encontraron en barracas de islotes en frente de los ocupados por los alemanes, hechos prisioneros por ellos mismos…Se armó un follón y pronto los liberaron, sus oficiales del ejército francés interviniendo también en su favor.

   Fueron internados traficantes de “mercado negro”, colaboradores de Vichy, antes de sus juicios.

   El campo cerró en fin el 31 de diciembre de 1945.

 III La memoria del campo de Gurs

   1945 : se queman las barracas de internados, infestadas de miseria. Se venden las barracas-oficinas y los depósitos de material, terminan en granjas vecinas.

   En el cementerio, las tumbas son montones de tierra. Se les pone una losa de hormigón.

   En  los años 1950, se planta el bosque en la parte del campo que pertenece al pueblo de Dognen. (El campo estaba sobre el terreno de tres pueblos : Prechacq-Josbaigt a la entrada; Dognen, ahora bosque; Gurs ahora campo de maíz y el cementerio). Bosque que nos parece una manta para tapar el campo y la memoria.

   1961: aparece un cónsul de Alemania, jubilado en Béarn, que viene a ver que ha sido del campo. Se encuentra con un cementerio repleto de zarzas. Enseguida alerta el Land alemán de Bade-Wurtemberg, ya que todos los judíos de Badonia presentes en 1940 fueron deportados a Gurs. Y luego a Auschwitz. El Land acude y renueva el cementerio : la carretera de acceso, la pared alrededor, las 1074 estelas de mármol. Estas incluyendo las 23 de los republicanos y brigadistas internacionales. Todavía hoy paga el mantenimiento del cementerio, los obreros mandados por el municipio de Gurs. 

   1962 : el Consistorio Israelita de Pau irgue el monumento de mármol, dedicado a los muertos judíos.

   1978 : la M.J.C. (Maison des Jeunes et de la Culture, Casa de los Jóvenes y de la Cultura) de Oloron-Ste-Marie, pone un gran panel cerca de la entrada del campo, señalando así su existencia. Panel delante de la villa, construida en 1939 para el director del campo. La villa vecina estaba destinada al subdirector.

21/06/1980 : se funda la Amicale du camp de Gurs por republicanos españoles, Guzmán, Allue, general Fernandez y varios más. Llaman a sobrevivientes judíos, gitanos, mujeres y hombres “indeseables”. Todas las memorias son iguales.

    1982 : Paco ALLUE, Martin RIUS con el joven Vicente MARTIN (este vive todavía), cogen picos, palas y hacen una estela de hormigón delante de las tumbas de brigadistas y republicanos. (Reemplazada en 2015 por la misma, pero de granito)

    1994, Memorial nacional francés y siguen, años tras año : barraca de internados, sala de acogida, barraca de la enfermera suiza Elsbeth Kasser, maleta de los judíos de Badonia, monumento de Euskadi con retoño del árbol de Guernica, las 27 columnas de la Avenida de los internados. Y este 30 de septiembre 2017, monumento de Navarra

   En 1980, nadie quería saber nada del campo. Había recelo en hablar de él, complejo de culpabilidad, vergüenza mismo (estraperlo con los internados). Los años 1939 a 1945 no son gloriosos para Francia. 

Acogida desastrosa de los republicanos, rápida derrota, colaboración con los nazis. A fuerza de conferencias, libros, películas, eventos, ahora ya se puede decir que, gracias a la Amicale, la memoria de Gurs ha entrado por lo menos en la memoria colectiva del Béarn y Costa vaca. Claro que han pasado las generaciones. Más lejos, no me atrevo a decir. La tele nacional pasa documentales sobre el campo, salen libros. Pero hace unas semanas llegó un liceo de Burdeos, con las profesoras de español asombradas de haber descubierto este sitio en Aquitania mismo.

    Cada año vienen más alumnos para nuestras visitas con guía, de esta región claro, pero ya de Aragón, Euskadi, Navarra. Asociaciones también. Autobuses y coches aparcan casi cada día. El Oficio de Turismo de Navarrenx reparte mucha documentación. 

    El Memorial de la Shoah de Paris nos ayuda en nuestro proyecto de un Centro de Interpretación. Pero todo se hace muy largo, pasan los años.