Al nacer nuestra nueva pagina web, nos parecio necesario hacer un viaje a los inicios de nuestra asociación para comprender el espíritu de nuestros compañeros en aquellos días. Por ello, recogemos un resumen del primer boletín de ALAS PLEGADAS desde París, en febrero de 1960 y que decía: «Este primer número de nuestro Boletín, quiere ser la expresión viva de aquella cohesión de Cuerpo y espíritu nacidos en los primeros tiempos de la lucha, o en las Escuelas creadas en el fragor de la batalla por las libertades de nuestra Patria. Esa cohesión de noble compañerismo, sellada con sangre sobre todos los frentes de la República, tras de todas las rejas franquitas y los alambradas de todos los campos y tierras de destierro, queremos que reaparezca en las páginas de este Boletín, espacio de nuestras más nobles y legítimas esperanzas profesionales y republicanas, como en aquel otro claro y limpio cielo de Noviembre madrileño, en el que las escuadrillas unidas, contribuyeron tan gloriosamente a consolidar la defensa de Madrid: Defensa que no era otra que la de la LIBERTAD Y LA DEMOCRACIA del mundo entero.

ALAS PLEGADAS, dedica su emocionante homenaje, a todos aquellos compañeros de Arma que en el cielo o en la tierra, pero con el emblema en el pecho y en el corazón, dieron sin regateos lo que sólo puede darse una vez: LA VIDA. Una vida en pleno vigor y juventud, cuando todo en ella es sonrisa y una inmensa promesa de triunfos. Todos ellos están grabados en nuestra memoria, y seguimos estrechamente unidos en su recuerdo sagrado, como lo estuvimos plano con plano en el difícil servicio cumplido. ALAS PLEGADAS, al inscribir sus nombres, abre así sus páginas de oro…

Desde febrero de 1958, ese anhelo se ha hecho realidad, y hoy, después de dos años de esfuerzos, ALAS PLEGADAS se encuentra con fuerzas suficientes y autoridad moral indiscutible, para presentar nuestra Liga como un ejemplo único de solidaridad en el destierro, por encima a todo matiz y sin otro objetivo que el de mantener despierto y vivo el espíritu de unión de nuestra querida Arma, que como en todo país progresivo, y el nuestro volverá a serlo, está llamada a rendir nuevos y valiosos servicios a la República Española.» El articuló finalizaba con el grito de :»FUERA CALZOS Y GASES A FONDO!».

Es gratificante poder comprobar que hoy persiste el mismo espíritu, seguimos presentes a pesar de las dificultades. Desde «Alas Gloriosas», «Alas Plegadas» y finalmente el  ICARO, la Asociación de Aviadores de la República A.D.A.R. sigue comunicándose a través del Boletín.

Leave a Comment