AGZ. 7 Emilio Herrera Linares (Fundación Emilio Herrera)El General Don Emilio Herrera Linares, desde su exilio en París, escribió en 1960 un artículo en el primer boletín de ALAS PLEGADAS. En tono de confidencia, narra el dolor de una Guerra Civil,  apela a la unión, la generosidad, y nos hace participes de sus añoranzas. Sus reflexiones  merecían ser rescatadas….

RECUERDOS DE ALAS DESPLEGADAS: Vice-Mariscal D: Emilio Herrera.

El hecho de ser el piloto aviador más viejo de España, me ha valido la honra de ser elegido como Presidente de Honor de esta Asociación, en la que estamos reunidos todos los que formábamos el ejercito encargado de la defensa aérea de nuestra Patria, defensa desigual, en la que la mayoría perdieron la vida, muchos la salud y todos las alas.

Para inaugurar el primer número del boletín ALAS PLEGADAS con que esta asociación reanuda su actividad, desplegando sus plumas, ya que no puede desplegar sus alas, hago un llamamiento a todos nuestros antiguos compañeros repartidos por todos los países del mundo, para que adhiriéndose a esta asociación, restablezcan la unión y el contacto entre todos, que hasta ahora se había interrumpido….

… Los lazos de unión fraternal entre Pepe Ortiz y yo, establecida por una larga amistad entre nuestras familias y por haber sido compañeros como Ingenieros Militares, aeronautas y aviadores se rompieron el 18 de julio de 1936, cuando la sublevación militar vino a romper los lazos de amistad y de cariño que unían a nuestras dos familias. Mi hijo, piloto de la Aviación Republicana, era derribado y muerto en combate aéreo en el frente del Ebro y pocos días después dos hijos de Ortiz, se hundían en el crucero Baleares a las órdenes de Franco, torpedeado por la Marina Republicana en combate naval en aguas del Mediterráneo. Desde entonces, para él yo soy un “rojo” responsable del torpedo que causó la muerte de sus hijos, y Ortiz es para mií, un militar que faltando a su palabra de honor, ha contribuido a desencadenar la guerra en la que han muerto mi hijo… y los suyos.

¿Podrá llegar algún día, el ver la reconciliación de los dos bandos en que ha quedado dividida la antigua y gloriosa Aviación Española?

Nosotros, los de las ALAS PLEGADAS por la guerra, los leales al régimen elegido por la Nación Española, creyéndonos asistidos por la razón y con la satisfacción del duro deber cumplido, estamos siempre dispuestos a la transigencia y a perdonar…”

Leave a Comment