• JOSÉ MARIA BADÍA ABAD

    Nació en Huesca en 1916. Perteneció a la 4ª Expedición de Kirovabad. CUARTA PROMOCIÓN DE KIROVABAD: Oficiales acompañantes: Capitanes Antonio Blanch Rodríguez, Antonio Blanco, Domingo Bonilla Domingo, Juan Caldevilla Cecilia, José Tuñón Rodríguez y los tenientes Juan Francisco Gómez Martínez y Félix López. Salieron del puerto de Barcelona en octubre/diciembre de 1938 y embarcaron en Francia en los buques Kooperatsia, María Ulianova, Smolny, llegaron a Leningrado en enero de 1939. Esta Promoción no regresó a España por el fin de la Guerra Civil. Según su sobrino nieto Antonio Espinar; trabajó antes de la guerra en unos laboratorios donde se fabricó la famosa Mercromina. (Fuente: extracto “el exilio de los pilotos y marinos españoles en la Unión Soviética” Luiza Iordache Carstea) Desde 1937 hasta 1939, pasaron cuatro promociones de aviadores por Kirovabad. Las 3 primeras regresaron a España después de su formación, pero no ocurrió así para la 4ª promoción. Nuestros cálculos estimativos muestran que unos 190 alumnos recibieron instrucción aeronáutica interrumpida tras el final de la Guerra Civil. Un grupo de pilotos expreso su deseo de permanecer en la URSS. Según la documentación reproducida por Ribalkin, se trataba de unas 100 personas, de los cuales 44 fueron seleccionadas para trabajar para el Servicio de Inteligencia del Ejército Rojo. Así en junio de 1939, un grupo de pilotos abandonó Kirovabad con destino a la casa de reposo de Zanki, desde donde fueron enviados a distintas fábricas. Los colectivos más numerosos se instalaron en Jarkov, con 37 miembros y en Rostov con 27 pilotos, aunque un contingente de 25 personas fue distribuido por Kolomná, Moscú, Cheliábinsk, Odessa, Simferópol, Briansk y Crimea. En paralelo los pilotos seleccionados para recibir formación política y de espionaje fueron enviados a una escuela especial del Comisiariado del Pueblo para la Defensa en las proximidades de Moscú. La mayor parte de este grupo recaló en Vorochilovgrad, mientras otros se establecieron en Moscú, Samarcanda, Kiev, Ordjonikidze, encontrando empleo en las fábricas. En junio de 1941, algunos decidieron retomar las armas contra el fascismo, mientras otros acabaron en el Culag. Los que se incorporaron a La Gran Guerra Patria fueron un numero destacable de pilotos, cuya participación se desarrollo principalmente en las guerrillas soviéticas y la aviación. Las guerrillas colocaron minas en las carreteras por donde pasaban las tropas alemanas, destruyeron vías ferroviarias y puentes, sabotearon trenes y camiones, atacaron la retaguardia enemiga, y trasmitían informaciones a los mandos soviéticos. Pocos pilotos de la 4ª de Kirovabad lograron pilotar junto a los veteranos. Entre los pilotos que lucharon y fallecido se encontraba José Badia Abad.

    especialidad: Alumno piloto
    unidad: 4ª de Kirovabad
    avion: Piloto Fallecido en URSS
    estado: Alumno